El pasado 27 de Diciembre fue mi cumpleaños, y abandoné la veintena. Ya tengo 30.
Mucha gente habla de depresión y lástima; a mí no me ha molestado nunca cumplir años, es más me gusta, y me sentí muy muy feliz de poderlo celebrar con mis amigos.
Como algunos sabeis, Ana y yo preparamos una fiesta para celebrarlo, y tengo que decir que lo pasamos cojonudo. Aquí va el report de una noche muy especial, la noche en que abandoné mi época de veinteañero.

1. Los preparativos

Alquilamos una masía en la montaña, en Mataró. Es una casa rural que tiene varias habitaciones, un comedor muy grande, cocina, baños etc…. y un jardín enorme con piscina que no pudimos aprovechar dadas las fechas (y el puto clima que no acompañó para nada).
Compramos bebidas para unas 40 personas, contando todo tipo de licores y dos barriles de cerveza. Alquilamos un equipo de sonido de 500 watt, que montamos en el interior de la casa, en el comedor.
Movimos los muebles para hacer sitio, y decoramos los interiores con lámparas y lucecitas de colores.
El alquiler del equipo de sonido lo hicimos en Barcelona, en Sonostudi. El spam es intencionado, ya que he alquilado equipos allí 4 o 5 veces y siempre han sido excelentes tanto en el trato como en el precio y la calidad de los aparatos, así que les debo cuanto menos una buena recomendación.

El traslado y montaje de los equipos lo hicimos bajo la lluvia y a unos 4º de temperatura, de ahí el catarro que arrastro en estos momentos.

2. La cena

Entre los invitados estaba Maricarmen, una amiga de Ana (y mía también por extensión) que cumplía 36 años. Su cumpleaños es el mismo día que el mío. Así, fuimos primero a cenar a un italiano en Mataró para celebrar su cumple con sus amigos, que también vinieron luego a la fiesta.
Cenamos pizzas, carpaccios, risottos y lasagnas, en un restaurante del que soy cliente habitual y del que también tengo que hacer una buena recomendación: La Piazza (en C\ Barcelona, Mataró).

Después Ana se quedó con los comensales terminando la cena y yo me fui con mis amigos Mauro y Zorne a buscar al resto de invitados. organizamos un punto de encuentro en la puerta de un centro comercial, dado que llegar a la masía era un poco difícil. Desde allí montamos una fila de coches y fuimos todos juntos hasta el lugar de la fiesta.

3. La fiesta

Qué decir, la fiesta fue genial. Al principio la gente estaba un poco esparcida, ya que algunos no se conocían y yo era el único nexo de unión, pero después de algunas presentaciones y algún que otro cubata el ambiente se fue haciendo más homogéneo.
Estuvimos bailando y bebiendo hasta las 2:00 aproximadamente, cuando sonó la versión de Parchís del Cumpleaños Feliz (Parchís!! que grande). En ese momento Ana y sus amigas sacaron un pastel en el que había unas vengalas y un número 36.

El 36 tiene su historia. Resulta que Maricarmen estaba encargada de comprar las velas, y se confundió con mi edad y compró un 31 en lugar de un 30 (me cago en la leche Maricarmen, despistada!!! :D ). No pasa nada, porque soplamos las velas del 36 (que son los que cumplía ella), de las cuales para hacer justicia al despieste decidí mentalmente que el 3 era para mí, y para ella restaba el odioso 6 heheheh

Después de soplar las velas y bailar el cumpleaños feliz, brindamos con cava y seguimos la fiesta, que duró hasta las 5 de la mañana aproximadamente.
Hay quien puede pensar que una fiesta de 30 años debería durar hasta las 10 de la mañana siguiente, pero yo estoy contento porque aunque soy muy fiestero, todo lo que pase de las 5 o las 6 de la mañana se puede convertir fácilmente en un desvarío. Así que como buen 30añero comedido, a las 5 encendimos luces, y después de despedir a los amigos que quedaban aún por allí, organizamos el batallón de recogida y limpieza para dar fin al evento.

4. La música

Evidentemente no puede faltar mención especial a la música. Corría de la mano de 2 dj’s, mi amigo Zorne y yo. Tengo que decir en favor de él, que yo estuve casitodo el tiempo bailando y disfrutando de la celebración, y él se comió más de la mitad de la sesión (GRACIAS Zorne :D ).
La sesión del Zorne fue muy en su línea habitual (Dj Argamboy), es decir música negra y rare beats. Un rollo funk muy bailongo, basado casitodo en remixes de canciones de los 70, remezcladas por los dioses Krafty Kuts, A. Skillz, Different Strokes, Moqee, Beatvandals, etc… para quien no los conozca podeis daros una vuelta por el sello Finger Lickin’, donde encontraréis gran parte de los temas que sonaron en la fiesta.

A partir de las 2’30 o las 3’00 (perdí la noción del tiempo en seguida) entré yo en la cabina. Proseguí con algo de breaks y poco a poco dí paso a una minisesión de EBM (Front 242, Depeche Mode, And One, Covenant…), y después terminé con algunos temas de electro de la última ola (Justice, Simian Mobile Disco, Grafton Primary, The Presets….).
Para hacer justicia debo decir que mis mezclas en la cabina no fueron demasiado buenas, ya que llegadas las horas y después de beber varias copas de cava y algún gintonic, mi sentido del ritmo se veía considerablemente afectado.

5. Los regalos

Ya se suele decir, y me reafirmo en ello, que no es necesario hacer regalos. Lo que más ilusión me hacía era cumplir los 30 con mis amigos, así que me conformaba con que viniesen a la fiesta y estuviesen conmigo hasta el final.
Aún así, recibí muy buenos regalos, algunos fueron de los mejores de mi vida. A continuación el detalle:

Un DVD con el IN TRANSIT de Covenant: Se trata de un triple DVD. El primero contiene la película del último tour, con escenas exclusivas del backstage, entrevistas, vídeos de los conciertos y anécdotas varias. El segundo es un bonus disk, un live del tour Skyshaper (2004) con 13 canciones. Y el tercero es un CD de audio con un live completo del tour Skyshaper.
Para quien no lo sepa Covenant es una de mis bandas favoritas, enmarcada dentro de la escena Darkpop, Synthpop o Futurepop. Y quien me lo regaló, precisamente es el teclista de una banda que teloneó a Covenant en el Dark Christmas Festival del 2007. En ese concierto, Covenant perdió un sintetizador durante el vuelo y mi amigo les prestó su Norlead modular.

Un CD audio de The Neon Judgement: Me lo regaló el mismo amigo del DVD de Covenant. The Neon Judgement es una banda de EBM de finales de los 80 que ahora resurgen con una nueva gira (al estilo FRONT 242).
Hace poco fuimos juntos a ver a FRONT 242, así que ahora el listillo quiere arrastrarme a ver a The Neon Judgement, y el CD es para que me ponga las pilas…. no le costará mucho esfuerzo llevarme a verlos xDDD

Un Wii FIT: Tengo una Wii con modchip a la que a veces me pego vicios. No se puede decir que sea un supergamer, pero a veces me entretengo con los videojuegos, y la Wii es con diferencia la mejor consola que he tenido.
Ya alucinaba mucho con los Wiimote y los nunchuck, pero los gadgets de Wii son alucinantes. Todavía no lo he probado por falta de tiempo y sobretodo de espacio, así que este fin de semana voy a montarlo y me pondré a practicar.
Creo que por defecto viene con un juego de fitness (quieres que me adelgace y no sabes como decirmelo verdad listillo?), aunque hay unos juegos muy suculentos de Snowboard y Ski a los que ya les tengo echado el ojo.
En breve perderé 10 kilos y estaré hecho un hacha en saltos de riesgo xDDD

Un volante para la Wii, y el juego Need For Speed, the Undercover: tal como decía en el punto anterior, aunque no soy el más jugón de los gamers, a veces me gusta viciarme con mi superwii. Como éste gadget no es tan aparatoso como el Wii FIT, ayer lo probé un ratito. tengo que decir que el gadget va muy bien, pero el juego de Need For Speed literalmente SE SALE.
Si os molan los juegos tipo GTA en los que hay libertad de escenarios y misiones, éste es vuestro juego. Se trata de algo similar pero montado en coche. El juego trata sobre una trama de traficantes de coches robados, y el personaje es una chica que se infiltra en la banda. Tienes que correr carreras, ganarte el respeto de las bandas y conseguir mejores coches cada vez.

lo mejor de todo, como decía: la libertad de escenarios (y las persecuciones policiales BRUTALES).

Un atril para portátil: Es una de esas bases en las que se pone el portátil abierto para que la pantalla quede a la altura de los ojos. Así, puedes usar el laptop como si fuese una estación de trabajo sobremesa, y entre otras cosas lo que consigues es proteger tus cervicales contra posibles lesiones. Luego dicen que en informática no existen riesgos laborales juas juas
Lo he montado y la verdad es que va muy bien. Nunca fui amigo de estos gadgets, siempre me habían parecido aparatosos e inútiles, pero lo cierto es que para el que se pega 25 horas al día en el ordenador son muy cómodos.
En la base incorpora un pequeño hub USB de 2 puertos, que yo uso para conectar el mouse. El teclado también viene con el gadget y es inalámbrico. Tengo que remarcar lo cojonudo de este teclado, que siendo de membrana no hace ni un puñetero ruido. Es de los más cómodos y silenciosos que he tocado en mi vida.

Unas bambas adidas: El que me conoce sabe que me vuelven loco las bambas adidas. Pero no el modelo Superstar con punta redonda, sino el de la punta alargada, tipo fútbol sala. Pues esas me regalaron.
No puedo decir que sean más útiles que las demás. No hacen nada especial, son unas bambas como otras cualquiera…. pero dios, como me gustan!!
Lo único que me ha faltado es dormir con ellas puestas.
Ayer las estrené, y me quedan como un guante (un número muy acertado el 45 y 3/4, yo no sabía ni que existían los 3/4). Aparte de lo cómodas que son, me iba mirando en cada cristal de escaparate de la calle, y tengo que decir que parece que las hayan hecho expresamente para mí, porque me quedan COJONUDAS xDDDDD

Una reproducción tamaño póster-mini del cartel de la fiesta: El original está aquí. La reproducción es un poco más grande que un DIN A-4, y está planchada sobre una especie de corcho, no sé describirlo, un material sintético que no pesa nada.
Me llegó hasta el alma. Cuando lo abrí se me cayeron los cojones al suelo. Qué idea tan genial, y que detalle tan bonito. Le voy a poner un cristal por delante y lo colgaré en el estudio de casa.

Dos entradas para un el concierto de Las cuatro Estaciones, en el Palau de la Música: Éste es uno de aquellos regalos que jamás me hubiese esperado. Me impresionó el gusto exquisito y la finura de lo que conlleva. Aunque no me sorprende viniendo de quien viene :-)
Soy un fanático de la música electrónica, un fiestero redomado… pero Ana sabe el tiempo que llevo diciéndole cuánto me impresionaría ver un concierto de música clásica. Muchas veces siento que, siendo tan melómano, soy un completo iletrado en cuanto a los clásicos se refiere, y es algo que me saca de quicio y que llevo tiempo queriendo solucionar.
Las Cuatro Estaciones de Vivaldi, es un must see, y por fin voy a vivirlo.

Un cepillo de dientes para niños de 4 a 6 años: Muy bieeeeen que boniiiitoooo, que pasa, que tengo los dientes sucios??? pues me los limpio varias veces al día heheheh, y ahora lo haré con un cepillo de osito… me habeis llamado viejo???!! grrrrmmmffff….

3 cajas de botellas de cava Brut Reserva: estaba muy bueno, pero no podré disfrutarlo más porque se terminaron todas en la fiesta (18 botellas wow!!).
No pasa nada, podéis estar seguros de que la semana que viene compraré otra caja :-D

Un MacbookPro de 15″: Este es el regalo estrella y merece mención especial. Es el de Ana, y es un regalazo que ni siquiera merezco.
No quiero extenderme hablando de las capacidades técnicas de este ordenador, sólo decir que es la mejor máquina que he tenido nunca entre las manos. El regalo consiste en el MacBook pro, un Mighty Mouse, y una funda roja y gris de neopreno. Es una pasada, no sé cómo agradecerlo.
Llevo ya días usándolo, y aunque me ha costado un poco familiarizarme con Leopard tengo que decir que dudo que vuelva al PC nunca más. Es el ordenador más completo que podía imaginar. La experiencia de usuario es increíble. Y sobretodo ES PRECIOSO.
Cuando lleve algún tiempo más con él escribiré una review completa explicando mi experiencia, que por el momento es inmejorable.

6. Los agradecimientos

Ante todo, y después de los regalos, la cena, los pasteles (la tarta de manzana estaba riquísima), la fista en general y todo lo que aconteció, quiero dar las gracias a todos los que vinieron: Maricarmen (felicidades!) y Sergio, Almudena y Jesús, Noe y Chumi, el Zorne, Mauro, Sol, mi hermano Sergio, Toni y su hermano (tio lo siento, no recuerdo el nombre :-s), Edu, Iván y Laura, Abel y Marta, Sergi y Ángela, Jacobo y Óscar, Pistacho, Javi, Álex… y sobretodo Ana.

Mil gracias Ana por todo. Por estar conmigo cada año que pasa, y por celebrarlo con una sonrisa de punta a punta aún cuando las cosas no salen como debieran. No tengo palabras para expresar todo lo que siento, pero sí para agradecerte tu apoyo, tu presencia en todo momento, y tu cariño tan cálido.
Te quiero Anita, te quiero MUCHO.

7. El reportaje fotográfico

Aunque me hubiese gustado documentar este post con imágenes, lo cierto es que están desparramadas por varias cámaras. En breve las voy a juntar, y cuando las tenga haré una recopilación de las mejores y las subiré a Flickr.
Pero no quería esperar a ese momento para daros a todos las gracias, y escribir este merecido report sobre la fiesta, el cumpleaños más cojonudo que he tenido en mi vida.

GRACIAS A TODOS, espero que cumplamos muchos más y lo celebremos juntos una y otra vez. GRACIAS!