emporio armani,fake rolex for sale,rolex sea dweller,panerai,iwc,richard mille,replica watches,bell ross,a lange sohne,cheap replica watches,jaeger lecoultre,rolex explorer,corum,rolex milgauss,breguet,piaget,franck muller,chopard
Archives for category: Android

Nexus One es el teléfono que Google ha sacado a la venta hace escasas dos semanas (el 5 de Enero). De momento sólo está a la venta en los Estados Unidos, Inglaterra, Alemania y no sé bien qué pocos países más. En España todavía no está disponible, aunque se habla de que llegará en Febrero o Marzo de la mano de Vodafone. Yo lo he comprado por Ebay, como hice en su día con el iPhone.

Ya tenía un teléfono con Adnroid: el HTC Hero, que de hecho lo compré este verano pasado. No es que me haya cansado de él ni mucho menos, es un teléfono estupendo. Lo que pasa es que el Nexus One es un caramelo del que leo alguna bondad todos los días entre mis feeds. Viene con Android 2.1 y tiene unas prestaciones de hardware que superan con mucho a los dos teléfonos que tengo actualmente (iPhone y HTC Hero).

No puedo hacer una review todavía porque acabo de recibirlo y no he tenido tiempo de entenderme con él, así que de momento os dejo un vídeo del unboxing y más adelante escribiré una review detallada con las cosas que encuentre más interesantes.

Ya son dos personas las que lo han preguntado en este blog, y algunas más que he visto hacerlo en otros foros y páginas de noticias. Resulta que mucha gente se queja de que envía mensajes SMS y los destinatarios reciben un mensaje lleno de caracteres raros (símbolos ASCII en realidad: @, #, y cosas del estilo).
A mí personalmente no me ha pasado, pro he estado dando una vuelta y creo que he encontrado el problema: fuente 1, fuente 2, fuente 3.
Otra cosa es que no estoy del todo seguro a qué teléfonos afecta y con qué ROM’s ni versiones. De entrada se suelen quejar los usuarios de HTC Magic y HTC Hero. Es posible que a otros terminales con Android este problema no les afecte.

Se trata de lo siguiente, el problema tiene dos partes:

  • El estándar de notificación SMS admite caracteres de 7 bits, es decir todas las letras incluída la ñ, pero sin acentos. Los acentos ocupan 8 bits. Así, cuando se incluye un acento en un mensaje el teléfono cambia la codificación de todo el mensaje para adaptarla a caracteres de 8 bits. Eso significa que se pueden incluir menos caracteres en el mensaje.
    A efectos del cliente eso no es así, el cliente siempre ve las letras que le quedan en el mensaje, y una letra con acento sólo le cuenta como una letra más. Pero después la operadora parte el mensaje para enviarlo en formato de 7 bits, y si no le cabe todo en uno (160 caracteres máximo) entonces lo envía en 2 partes, o en 3, según lo que necesite.
    Habréis oído a gente quejándose de que Movistar con el iPhone cobra más caros los mensajes que contienen “ñ”. Es por el mismo motivo: la conversión de caracteres.
    El caso es que en Android, al utilizar una letra con acento éste convierte todo el mensaje a unicode de 16 bits (UTF-16). Esta parte la supongo yo, no la he leído en ningún sitio y puede que me equivoque. Quizá trabaje con UTF-8, pero yo supongo que será 16 por la forma de crecer la longitud del mensaje tan desmesurada, imagino que pensando en dar cabida a todo tipo de carcteres extraños (latinos, alemanes, etc).
    En fin, el caso es que de esta forma cada letra del mensaje, con o sin acento, pasa a ocupar 16 bits. Esto normalmente se traduciría en que cabrían sólo 10 letras en un mensaje, pero en lugar de eso el teléfono permite seguir editando para añadir tantos caracteres como se desee. El resultado final es que la operadora partirá el mensaje en trozos y lo enviará, tarificando al usuario tantos mensajes como partes haya enviado.
  • Aquí viene la segunda parte del problema. Resulta que los mensajes MMS (mensajes multimedia) son similares a los SMS (texto), pero permiten muchos más carcteres. De hecho, cuando adjuntamos una fotografía o un vídeo el teléfono y la operadora no entienden lo que es, sólo entienden los bits que se transmiten. Un mensaje MMS puede permitir más de 1000 caracteres de 7 bits, algunas operadoras incluso más de 3000. El coste de un MMS suele ser como el triple de lo que vale un SMS.
    Y esta es la raíz del problema. Cuando escribimos un mensaje que ocupa más de 2 partes Android cambia el tipo de mensaje a MMS, porque entiende que será más barato enviar un MMS que 3 o 4 partes SMS.

Juntando las dos cosas, lo que pasa es los siguiente:

  • Empezamos a escribir un mensaje
  • A medio mensaje le ponemos un acento
  • Android cambia la codificación a Unicode de 16 bits
  • Nosotros tenemos la impresión de haber escrito un mensaje normal, de unos 150 caracteres
  • Android, al cambiar la codificación de 7 bits a Unicode de 16 bits hace que la longitud del mensaje se multiplique casi por 3
  • Dada la nueva longitud, cambia el tipo de mensaje a MMS para tarificar más barato
  • La operadora finalmente envía un MMS
  • Si el que recibe el mensaje tiene un teléfono sin capacidad para recibir MMS, lo que lee es código ASCII. Es decir, esos simbolitos raros.

Y ese es el problema. Que android cambia el tipo de mensaje a MMS cuando la longitud supera las dos partes de un SMS, y el que lo recibe tiene que tener soporte para MMS o sino recibirá una ristra de basura. Espero con esto haber aclarado las dudas :-)

Por cierto, la solución es fácil: enviad mensajes sin acentos. Y no enviéis mensajes de 4 partes… ¿¿para que?? un mensaje es corto, tiene que ser corto, es como tweet.
Al que le pasan estas cosas demuestra que no entiende la filosofía del SMS (que curiosamente las operadoras describen como mensaje CORTO… por algo será).

ACTUALIZACIÓN: explicación más larga, técnica y detallada aquí (vía @androides)

La tengo entre mis manos: mi nueva y flamante HTC Hero. Aquí abajo un retrato del animalito para quien todavía no lo conozca heheh

htc-hero

Hacía tiempo que le seguía la pista a los terminales con Android. Primero fue el HTC Dream, que no me convenció por las escasas prestaciones del hardware, la forma, el teclado, y el hecho de que fuese el primero (no me gusta sentirme como una cobaya).
Después fue la HTC Magic. Un amigo la adquirió al poco de salir con Vodafone, y tuve ocasión de toquitearla un poco. Lo cierto es que iba muy bien, pero no pude evitar compararla con mi iPhone, donde todo iba realmente mucho más fluido. Una de las cosas que más me echó para atrás fue la navegación desde el navegador. Acostumbrado a la navegación multitouch con Safari en el iPhone, el modo que ofrecía Android de navegar con una especie de lupa me pareció totalmente antiusable.

Finalmente llegó la joya de la corona, la HTC Hero. Llevaba tiempo mirando indeciso en ebay para adquirirla libre, pero era carísima. Y cuando ví que salía con Orange (la operadora con la que trabajo) no tardé ni 1 semana en pedirlo. Me costó la mitad de mis puntos y unos 250 €, pero para las altas nuevas con portabilidad creo que sale sobre los 90 €, así que si alguien se anima ya puedo adelantar que vale la pena :-)

Bien, llegado el momento de tenrla en mis manos me encontré de frente con un abismo entre la experiencia de usuario en un iPhone y en un Android. Al encender el teléfono apareció un wizard que me ayudó a hacer el setup inicial. El setup inicial no sólo era sobre mi nombre y apellidos (etc etc), sino sobre mis cuentas de usuario en varias redes sociales (facebook, twitter y flickr). Evidentemente también en Gmail.
Al finalizar el setup mi teléfono estaba completamente configurado e integrado con esas redes sociales y con los servicios de Google.

Primera impresión extraña en cuanto al hardware: tiene botones (uh!?). Tiene un botón para ir a la aplicación del teléfono, otro para ir a la home (ver más abajo HTC Sense, la home es el escritorio 4), otro llamado menu y otro para colgar.
Debajo tiene una bolita iluminable, como las de Blackberry, que hace las funciones de mouse para moverse por los elementos si uno no quiere tocar la pantalla. Al lado también tiene un botón doble para buscar (similar a Spotlight en Mac) y para volver atrás.

Una cosa que me preocupaba era la efectividad de la pantalla y los acelerómetros. En la HTC Magic que pude probar, la efectividad de la pantalla era mucho menor que la del iPhone. Por ejemplo para marcar las teclas en el teclado virtual, casi costaba acertar en tocar una tecla. A veces hay que tocarla 2 o 3 veces para que se active. En el caso de la HTC Hero esto está solucionado completamente.
Después, para probar los acelerómetros instalé un juego llamado Labyrinth Lite que también tengo en el iPhone. Es el típico juego de llevar una bolita metálica por un tablero lleno de obstáculos, hasta el final de un recorrido. Para hacerlo hay que inclinar el teléfono con suavidad de forma que la bola vaya moviendose despacio hacia los lados.
Bueno, pues el resultado es exactamente el mismo en iPhone que en HTC Hero. Lo digo completamente en serio.

Al comenzar a usar un poco el terminal, he descubierto algunas cosas:

  • El botón de colgar no sirve para colgar las llamadas, sólo sirve para apagar el teléfono. ¿Por qué entonces le han puesto el dibujito de colgar?
  • Igual que en iPhone, durante la llamada se apaga la pantalla para ahorrar batería. Pero en Hero no se vuelve a encender cuando se aleja la cara de la pantalla, hay que pulsar el botón del teléfono.
  • En general la barra de botones, aunque me pareció un estorbo al principio, me gusta porque ahorra el espacio que el iPhone reserva permanentemente para el dock
  • El botón de menú sirve para mostrar las opciones de configuración en cualquier aplicación. Esto es sencillamente genial para el usuario que viene de un iPhone. En iPhone hay una aplicación general que se llama Settings y que tiene las configuraciones para casi todas las aplicaciones. Para cambiar cualquier configuración del navegador, el cliente de LastFM, el iPod, etc… había que cerrar la aplicación (en iPhone no se puede dejar en background), ir a la aplicación de settings, hacer lo que se venía a hacer (configurar loq ue sea), cerrar la aplicación de settings y volver a abrir la aplicación inicial. Es decir, para ir de Barcelona a Madrid hay que pasar por Paris.
  • La conectividad permanente (en Android lo llaman Mobile Network) es un coñazo, porque con las notificaciones push te pasas el día recibiendo mensajitos del twitter, de Gmail y de las cuentas de correo. En otras redes sociales y aplicaciones varias también puedes activar las notificaciones… al final te vuelves loco.
  • Si activas todas las conexiones inalámbricas (wifi, HSDPA y Bluetooth), te fundes la batería en menos de 24 horas, casi sin usarlo. Es mejor tener los widgets en un escritorio para encender y apagar cada conexión cuando la necesitas.

La experiencia de usuario ha cambiado muchísimo de los terminales anteriores al Hero. Éste último tiene una interfaz de usuario llamada HTC Sense, desarrollada efectivamente por HTC, y que entre otras cosas demuestra la flexibilidad de Android.
HTC Sense provee al teléfono una interfaz con varios escritorios basada en widgets. Muchas aplicaciones que se pueden instalar en el Android Market (como la Appstore de iPhone) disponen de widgets para empotrar en el escritorio.

Por ejemplo, esta es la distribución aproximada de mis escritorios:

  • En el primer escritorio tengo un widget con los mensajes SMS, y puedo irlos pasando simplemente arrastrando el dedo por encima de ellos hacia arriba o hacia abajo.
  • Algo similar en el segundo escritorio, donde tengo un widget para el correo electrónico. En este punto tengo que hacer una observación, porque este widget sólo puede estar asociado a una cuenta de correo, y yo tengo 4 configuradas. Sería muy chulo que el widget tuviese algún tipo de switch para cambiar la cuenta de correo que se muestra.
  • El tercer escritorio es de Twitter. Tengo el widget de Peep (el cliente de Twitter que viene por defecto)
  • En el cuarto escritorio tengo el widget del tiempo y la hora, junto con el widget de búsquedas de google y los iconos de las aplicaciones del calendario, el navegador, el correo y un gestor procesos.
  • En el quinto tengo el widget de los contactos (agenda) que muestra los contactos favoritos, para que a un click pueda llamarlos o entrar en su detalle. También tengo los iconos del lector de ebooks (wordplay), el file manager (Astro), el widget que me muestra el % de bateria, el lector de feeds (Newsrob, que sincroniza con Google Reader) y un par de switches para encender y apagar las conexiones inalámbricas.
  • El sexto escritorio está dedicado a multimedia y redes sociales. Tengo los iconos de Facebook (Babbler), Youtube, Qick, Snaptell, Shazam y demás aplicaciones para servicios in the cloud.
  • En el último no tenía nada para poner, así que puse el icono al navegador GPS: Copilot Live. Funciona genial y me costó 30 € (Tom Tom saldrá en breve y costará unos 150 €).

Por cierto que también me ha sorprendido la cantidad de aplicaciones gratuitas que hay en Android Market. Sí ya sé que en la Appstore también, pero es que me ha dado la sensación de que el Market está lleno a rebosar de aplicaciones. Y la gran mayoría son gratuitas.

Otra cosa importantísima que provee HTC Sense es el multitouch. Efectivamente, los terminales anteriores no tenían multitouch. Es muy importante sobretodo a la hora de navegar la web, porque el navegador ahora no usa la lupa que usaban antes los terminales Android. En vez de eso, ahora la navegación es prácticamente igual a la de Safari en el iPhone: multitouch para hacer zoom, tap para ajustar un div al tamaño de la pantalla, y el scroll arrastrando hacia arriba o hacia abajo. Este ha sido uno de los puntos críticos, una de las cosas que de no ser así, posiblemente hubiesen sido suficiente motivo para no comprar el teléfono.

Una cosa que me ha impresionado mucho (creo que también forma parte de HTC Sense) es el uso de la agenda de contactos. Está completamente integrada en las redes sociales que mencionaba al principio. De forma que al dar de alta un contacto, se puede definir su perfil de facebook y de Flickr. A partir de ese momento, la ficha del contacto no solo muestra los datos personales (teléfono, email, dirección…), sino también sus updates en Facebook, sus fotos de Flickr, sus emails, sus sms…
Encuentro a faltar que se pueda especificar su usuario de twitter, para que en una pestaña también se puedan ver sus tweets :-D

Otra cosa que me ha encantado: en cualquier aplicación se puede poner el terminal en modo apaisado para hacer más cómoda la escritura. En el iPhone sólo lo puedo poner en el navegador y en alguna de las aplicaciones de mensajería instantánea. Pero no por ejemplo en el correo o en los SMS (cabe decir que todavía estoy usando la versión 2 del firmware). También puedo copiar y pegar texto en cualquier aplicación.
Estas dos cosas han tardado 3 firmwares (más de 2 años) en llegar al iPhone. ¿¿Por qué??

Por otro lado, también puedo enviar MMS. Puedo grabar vídeo. Tengo Flash en el navegador. Tengo aplicaciones en background… no sé, tengo muchas cosas que en el iPhone no he tenido nunca y siempre me han supuesto un engorro. La verdad es que uno se acaba acostumbrando a lo que tiene, ya lo decía Def Con Doshace unos años: tampoco es tan incómodo vivir de rodillas.

Hay cosas que símplemente te hacen sonreír cuando las encuentras. Por ejemplo: estoy navegando por la web y quiero vaciar las cookies. Puedo hacerlo sin salir del navegador. El botón de menú tiene las opciones para configurar cada aplicación. En iPhone tanía que salir del navegador, abrir la aplicación de settings, buscar la configuración del navegador y desde allí lo podía hacer. Luego tenía que salir de las settings y volver a abrir el navegador.
Y de la misma forma con cualquier otra aplicación (correo, ipod, etc… TODO).

Y qué decir de la conectividad Bluetooth… no sólo puedo conectarle un pinganillo o un parrot, también puedo enviar ficheros. Es compatible con todo.
Todavía recuerdo los esfuerzos de terceros por desarrollar una pila bluetootz para el iPhone que permitiese algo más que conectar un auricular. De hecho no estoy seguro de que en la versión 3 esto haya cambiado.

¿Y la música, fotos, e-books etc? pues muy fácil, pasar contenidos al teléfono es tan fácil como conectarlo al ordenador, porque se monta como una unidad de disco. Igual que un pendrive.
En iPhone estaba esclavizado a iTunes. Mi iPhone sólo se puede sincronizar con mi iTunes, y ya está. No puedo por ejemplo conectarlo al iTunes de mi amigo Mauro para pasarme un disco de los Killers.
Tampoco puedo pasar contenidos desde mi escritorio Linux, porque sencillamehte iPhone no funciona con nada que no sea iTunes, y iTunes no está para Linux. En la primera versión del firmware se podía sincronizar con Amarok, pero cambiaron los hashes de la iTunesDB para evitarlo, y desde entonces los que poseen un iPhone y un Linux tienen que utilizar otros players de terceros (PwnPlayer) para escuchar música.

En fin, a modo de conclusión. Estoy realmente alucinado con mi HTC Hero. Desde que salió iPhone se ha hablado mucho de posibles iPhone killers… yo no sé si va a ser éste o no. Lo que sí sé es que ahora tiene un competidor muy duro.
Todavía le falta a HTC Sense la suavidad de los efectos gráficos que tiene iPhone, pero desde luego Android deja muy atrás a la funcionalidad de sistema operativo de iPhone, sobretodo en términos de libertad.
HTC Hero es un terminal muy bien hecho, muy bien terminado, tiene un hardware muy bueno y el sistema operativo que lleva dentro es una maravilla, compatible con todo y con todos, y completamente sincronizado con los servicios online más modernos.

iPhone revolucionó el concepto de teléfono integrándolo con el ordenador, poniéndole contenidos multimedia, y haciendo que la experiencia de usuario fuese la mejor del mercado.
Android ha ido un paso más allá, ha conseguido la integración in the cloud.