emporio armani,fake rolex for sale,rolex sea dweller,panerai,iwc,richard mille,replica watches,bell ross,a lange sohne,cheap replica watches,jaeger lecoultre,rolex explorer,corum,rolex milgauss,breguet,piaget,franck muller,chopard

I am generating an XML file for dumping some data from one application to another. Yes, I know it’s nicer to build a RESTful API, but it’s for a very custom scenario and the shorter way is to write an XML based interface. So I simply export some contents:

def show_some_content
  @content = Content.find(:all)

  respond_to do |format|
    format.xml
  end
end

For my view:

<%= @content.to_xml %>

The problem then is the resulting XML has not only escaped the HTML entities, but also latin characters (ie accents and tildes). After googling for an hour I’ve found some people blaming to_xs method (HTML escaped version of to_s, as its definition says) used for XML serialization.

Well, from the other app I need to parse this XML and get the original text. How the hell do I get latin chars unescaped again?

require 'cgi'
require 'iconv'

encoded_text = "ram&#243;n"
# some fucking encoded text coming from the XML

puts "#{Iconv.iconv('UTF-8', 'ISO-8859-1', CGI.unescapeHTML(encoded_text)).to_s}"
# => "ramón"

That’s it :-)

A very simple and tiny shellscript for cropping images recursively with Imagemagick on Linux. In my case I am working on a Ruby on Rails website, managing images and its thumbnails with attachment_fu. After some months I decided to convert all user stored thumbnails to a cropped format. This is what this script was for.

#!/bin/bash
#
# very little and tiny shellscript for cropping images
# massively and recursively with Linux and Imagemagick
# Make sure you have Imagemagick installed (ie: try to
# execute "convert" binary)
#
# USAGE: place this script in your images parent directory,
# edit and change the size names and widths
#
# Ivan Belmonte <ivan@ivanhq.net - http://ivanhq.net>

SIZES="icon:48 thumb:120" # change them for your needs
FORMATS="jpg JPG jpeg JPEG gif GIF png PNG"


# remove previously sized files
for SIZE in ${SIZES}; do
  SIZENAME=`echo ${SIZE} | cut -f 1 -d :`
  find . | grep -i _${SIZENAME} | xargs rm -f
done


# start resizing and cropping
for FORMAT in ${FORMATS}; do

  for FILE in `find . | grep ${FORMAT}`; do

    for SIZE in ${SIZES}; do

      SIZENAME=`echo ${SIZE} | cut -f 1 -d :`
      SIZEWIDTH=`echo ${SIZE} | cut -f 2 -d :`
      FILENAME=`echo ${FILE} | sed s/".${FORMAT}"//g`

      convert ${FILE} -resize \
      "${SIZEWIDTH}^>" ${FILENAME}_${SIZENAME}.${FORMAT}

      convert -gravity Center -crop \
      ${SIZEWIDTH}x${SIZEWIDTH}+0+0 \
      ${FILENAME}_${SIZENAME}.${FORMAT} \
      ${FILENAME}_${SIZENAME}.${FORMAT}

    done

  done

done

echo "OK"

# enjoy :-)

Tal como anunciaba hace exactamente un año, last.fm cerró el servicio gratuito de radio para prácticamente todo el mundo, a excepción de los Estados Unidos, Alemania y Reino Unido. Argumentaban que esos países eran en los que su modelo de nogocio funcionaba por su propio pie, debido a la retribución por licencias y el modelo de publicidad. En el resto de países las restricciones por licencias y la baja cota de suscriptores de pago hacían que la compañía perdiese dinero. Bien, ése era su argumento.

last-fm_logo

Personalmente defendí (y sigo defendiendo) que es una guarrada que medio mundo pague por un servicio para que el otro medio lo tenga de gratis. Y con esas, busqué una alternativa que se ajustase a mis necesidades: necesito una radio personalizada, sin publicidad y que mantenga una línea fiel desde que la enciendo hasta que la cambio. Por supuesto probé varios servicios online, y argumenté a bombo y platillo en favor de Jamendo. Finalmente mis expectativas se vieron reducidas a dos: Jamendo y Spotify.

  • Jamendo: La música es libre, puedo descargar los álbums que me gusten, y sobretodo me siento bien contribuyendo a consumir y dar a conocer muchas bandas que de no ser por esta plataforma lo tendrían un poco más difícil. Estoy de acuerdo en que existe Myspace, pero si el modelo de last.fm no me gusta, el de Myspace me resulta ofensivo: la compañía se queda con parte de los derechos que las obras publicadas, es algo que se firma mediante el acuerdo de uso durante el proceso de alta.
    En Jamendo las bandas publican su música, la regalan, y se dan a conocer a cambio tan sólo de compartir los beneficios de la publicidad y el merchandising. Es perfecto. Además cuenta con la movilidad que proporciona una aplicación de iPhone y otra de Android, ni que decir tiene que dispongo de ambas.
    El problema es que la radio de Jamendo no me sirve para cubrir esa necesidad de la que hablaba. De entrada no dispone de un player de escritorio, con lo cual tengo que tener abierto el navegador para escuchar la radio. Si bien ésta se ejecuta en un popup que puedo tener en un escritorio aparte, cualquier enlace que abra en un navegador puede ir a parar a ese popup, lo puede cerrar, o el picar en un botón del player puede cambiar la página que tengo abierta en un momento dado en la ventana principal… total: es incómodo.
    Por otro lado, la radio de Jamendo dispone de poco contenido. Creo que en su colección existen aproximadamente 20.000 discos, pero eso no es suficiente para elegir una temática y mantenerla ininterrumpidamente durante una jornada laboral de 17 horas. Así, es fácil que uno sintonice una radio de lounge y en medio se le cuelen temas de música electrónica o incluso metal. No puedo trabajar así.
  • Spotify: Este servicio es genial, dispongo de una discografía inmensa de bandas comerciales cuyos discos comprados valdrían una fortuna. No hace falta que explique de que va… todo el mundo lo sabe. De hecho, tanto me gusta el servicio y su aplicación para escritorio, que me aboné con pago por suscripción. De esta forma disfruto de toda la discografía que me da la gana online, al momento, con buena calidad y sin tenerme que descargar nada de forma ilegal. Y por supuesto sin publicidad.
    No sólo eso, Spotify también dispone de aplicación para iPhone y para Android, que se sincroniza como si de iTunes se tratase para poder llevarse la música a otra parte. Es fácil que un día en mi coche suenen los Doors y al día siguiente una compilación de Trip Hop con Portishead, Massive Attack y Morcheeba. Siempre de forma legal y con inmejorable calidad de sonido.
    El problema que tiene Spotify, similar al de Jamendo, es que su sistema de radio falla como una escopeta de feria. Si pido una radio al estilo de Vive la Fete, es muy fácil que a la cuarta o quinta canción suene Queen. Y no es que no me guste Queen, es sencillamente que quiero escuchar una emisora al estilo Vive la Fete, porque es lo que me apetece en ese momento y es lo que em ayuda a trabajar concentrado. Conclusión: la radio de Spotify falla, y tampoco cubre mis necesidades.

Des esta forma, tras haber pasado un año buscando alternativas (Shoutcast, las radios de iTunes, haciéndome playlists en Spotify a mano, encolando temas de Jamendo…) he llegado a la conclusión de que el mejor sistema de radio a la carta, es Last FM.
Me fastidia reconocerlo, y estoy completamente en contra de la forma en que marginaron a medio mundo en favor del otro medio, pero llegado al punto en que no existe una alternativa factible tengo que reconocer que como todos, yo también soy pop. Y necesito música comercial, y me gustan los estilos populares, y me encanta trabajar con música de fondo. Así que he vuelto, y pago 3€/mes desde ayer.

Si alguien quiere saber lo que escucho, mi perfil sigue disponible aquí.

Bueno, como lo prometido es deuda, aquí voy con la review del último teléfono que adquirí: un Nexus One de Google.
Como ya expliqué en el unboxing lo compré a un vendedor de Ebay por 465€. Actualmente está a la venta en Media Markt a 800€, y según los últimos rumores va a llegar a España a través de operadora con Orange y Yoigo, a unos precios que oscilarán entre los 390€ y los 690€ dependiendo de la tarifa contratada. Lo cierto es que lo veo exagerado en todos los casos, pues se supone que cuando entre a través de operadora también se podrá adquirir directamente a Google a través de su site, y el precio debe rondar entre los 400€ y los 500€.

google-nexus-one

En cuanto al hardware, es un terminal completísimo. No voy a enumerar todas las specs porque hay 200 blogs que lo hacen cada 3 días con una excusa distinta. Una de las cosas que a mí más me ha gustado es la pantalla amoled de 3’7, que es suficientemente grande para navegar y para leer Ebooks de forma cómoda sin que moleste su tamaño en el bolsillo. A este respecto me ha encantado encontrar el widget superior que viene por defecto con el sistema operativo, que es una pequeña barra con switches para encender y apagar las cosas que gastan batería. Ya hay muchos así en el market, pero este es bonito, rápido y además tiene una cosa que me encanta, y es que el icono del brillo tiene tres posiciones: picando una vez se pone al mínimo, volviendo a picar se pone al nivel personalizado por el usuario, y picando otra vez se pone al máximo. De esta forma puedo tenerlo siempre al mínimo, ya que suelo vivir el 95% del tiempo en espacios cerrados, y las pocas veces que salgo a la calle, con sólo un tap puedo aumentar el brillo levemente para ver mejor lo que necesito. Si hace mucho sol y me cuesta mucho verlo, con otro tap pongo el brillo al máximo. Cuando termino lo que estaba haciendo, otro tap y lo vuelvo a poner al mínimo. La batería lo agradece muchísimo.

Evidentemente la batería es uno de los aspectos delicados. Si bien el sistema operativo está en la versión 2.1 y supuestamente gestiona mejor la batería, la pantalla es más grande, el procesador también, y además lo llevo permanentemente conectado a internet por 3G. Es lógico que la batería dure poco.
Aunque en realidad este hecho no me preocupa… es decir: se acabaron los días en los que cargabas el teléfono el lunes y aguantaba hasta el jueves. Los teléfonos de esta gama hacen mil cosas más, y también consumen mucha más batería.
Yo he llegado a hacerla aguantar casi 72 horas, a base de no encender wifi, bluetooth, el brillo de la pantalla al mínimo, cogerlo solo para recibir alguna llamada y conectarlo sólo a 2G. No es cuestión de vivir así, pero lo hice para probar cuánto podía estirar en caso de emergencia.
En la actualidad lo cargo por las noches y lo uso durante todo el día. Una de las cosas que más me gusta es que si bien se descarga rápido, se carga en un tris… alrededor de una hora y poco para la carga completa.

Los botones de búsqueda, menú, home y vuelta atrás son hápticos. Esto es, no son presionables sino táctiles. Cuando se tocan el teléfono emite una pequeña vibración que proporciona la impresión de haber pulsado un botón físico.
Hay quien dice que no le gustan, a mí personalmente sí. Me gustan mucho, entre otras cosas porque le dan al teléfono una línea más bonita, y personalmente me da lo mismo apretar un butón que tocarlo.

La cámara tiene flash led. Hay teléfonos que tienen dos led’s, pero para mis fotos un led es más que suficiente. No sé mucho de fotografía y lo que más suelo retratar son los momentos con los amigos etc, fotos fáciles que no necesitan ninguna iluminación especialmente fuerte. Lo que sí me va muy bien para el pulso roñoso que tengo, es el autofocus, que por supuesto tiene.
También suelo grabar algún vídeo cuando encuentro algo que me parece curioso, y no sé decir si el vídeo se graba mejor o peor que en otros teléfonos. Yo luego cuando miro lo que he grabado lo veo muy bien…
En todo esto lo que más aprecio es el flash, el autofocus, y sobretodo la opción de compartir al momento las fotos y vídeos con Twitter y Facebook. Para los usuarios de Flickr: también hay soporte de esa red.

Evidentemente hablando de hardware, la joya de la corona: el procesador de 1Ghz, frente al de 528Mhz del HTC Hero. También los 521Mb a los 256Mb del susodicho. Los efectos gráficos son perfectos, las aplicaciones se abren al momento, y aunque tengo instalado un software de gestión de procesos no lo he usado ni una sola vez para matar ningún programa. Todo es ágil e instantáneo, la sensación de fluidez ha superado de largo a la de un iPhone (lo digo sin ninguna tirria y completamente en serio).

En cuanto al software, en realidad utilizo las mismas aplicaciones que con el HTC Hero. Destacar básicamente dos o tres cosas de la versión 2.1 de Android:

  1. Todo es mucho más rápido y fluido, aunque no sé si éste teléfono se lo debe al hardware en gran parte…
  2. La aplicación del correo (Gmail) ahora permite configurar múltiples cuentas, tanto de Gmail como de Google Apps. En android 1.5 sólo podía configurar una, y el resto (tengo 6) las tenía que configurar en un cliente de correo distinto. Las dos aplicaciones funcionaban de diferente forma y tenían distintas alertas de notificación, así que era un poco incómodo. Éste es uno de los cambios que más he agradecido.
  3. De la misma forma, el calendario permite sincronizar múltiples cuentas, tanto de Gmail como de Google Apps. Ésto ha supuesto un salto enorme en la calidad de mi gestión del tiempo, contando con que también he actualizado mi Macbook Pro a Sonow Leopard, que incorpora sincronización de 2 vías con Google Apps y Gmail de forma nativa. Es decir, tomo las notas en iCal distribuídas en 5 calendarios distintos, y dispongo al momento de ellas en mi teléfono, organizadas en esos mismos 5 calendarios. FULL OF WIN!!
  4. Una verdadero fail, que no tiene nada que ver con Android. En mi HTC Hero podía marcar números en la aplicación del teléfono, y con las letras que corresponden a cada número se iba formando una palabra. El resultado es que mientras tecleaba se iba mostrando un live search encima de los números, con los nombres de mis contactos que coincidían con esa palabra. Es decir: marcando números en el teléfono podía teclear un número cualquiera o el nombre de un contacto. Esto no lo tiene Android 2.1 y desconozco si alguna aplicación lo hace…. el caso es que ahora tengo que ir a la agenda de contactos para buscarlos. No dispongo de ellos desde el teclado del teléfono. Y creo que ésta característica era propia de HTC Sense, de la que por el momento carece la ROM oficial del Nexus One.
  5. De la misma forma, las fichas de los contactos no tienen integración con Facebook, Twitter ni Flickr, como pasaba en el HTC Hero… otra de las aportaciones de la interfaz HTC Sense. La verdad es que la echo mucho de menos, me había acostumnbrado a ella.

Por el tema de los backgrounds animados, la verdad es que me dan bastante igual. No me gustan especialmente, y conservo el que viene por defecto porque no me parece demasiado feo.

En resúmen: es el mejor teléfono que he tenido en mi vida, supera con creces a cualquier otro. Es el teléfono que más recomiendo actualmente a cualquiera que quiera actualizarse y tenga el dinero para adquirirlo. No obstante, lo que me queda más que claro y quiero destacar por encima de todo en este post, es la grandeza de Android.
En breve llegarán nuevos terminales que dejen atrás al Nexus One, pero Android es de largo el mejor sistema operativo del mercado, y si bien todavía no es el más usado (cosa que personalmente me importa un carajo) va a ser MUY difícil que un competidor le quite ese honor en los próximos años. Por lo que a mí respecta, en la actualidad no compraría ni loco un teléfono que no tuviese sistema operativo Android.

Nexus One es el teléfono que Google ha sacado a la venta hace escasas dos semanas (el 5 de Enero). De momento sólo está a la venta en los Estados Unidos, Inglaterra, Alemania y no sé bien qué pocos países más. En España todavía no está disponible, aunque se habla de que llegará en Febrero o Marzo de la mano de Vodafone. Yo lo he comprado por Ebay, como hice en su día con el iPhone.

Ya tenía un teléfono con Adnroid: el HTC Hero, que de hecho lo compré este verano pasado. No es que me haya cansado de él ni mucho menos, es un teléfono estupendo. Lo que pasa es que el Nexus One es un caramelo del que leo alguna bondad todos los días entre mis feeds. Viene con Android 2.1 y tiene unas prestaciones de hardware que superan con mucho a los dos teléfonos que tengo actualmente (iPhone y HTC Hero).

No puedo hacer una review todavía porque acabo de recibirlo y no he tenido tiempo de entenderme con él, así que de momento os dejo un vídeo del unboxing y más adelante escribiré una review detallada con las cosas que encuentre más interesantes.

I love vim for editing everything, no matter if it’s code, config files, a note or a to-do list. I use it with a lot of plugins and config snips for doing things I need as file browsing, file searching, window splitting, tabbing etc… and I was trying to find a good plugin for folding code. After finding Simplefold and not being able to make it work, i found a config snippet Stackoverflow which works like a charm.

Once more I have to say: I’M LOVING VIM!!

Yesterday I did a talk at Xing offices in Barcelona. It was about some tips on how to send emails massively from a Ruby on Rails application without being tagged as a spammer by Hotmail, Gmail or Yahoo. I’m not a dedicated expert on this, but I’ve been learning these things while developing last internet site, and I thought it may be also interesting for other developers.
Here are the slides (in english) of the presentation, formerly named “Massive emailing with Linux, Postfix and Ruby on Rails“.

Here is the PDF for downloading.

Hace ya mucho tiempo que vengo oyendo casos similares, y siempre me guardo mis opiniones porque sé que a muchos de los que me rodean no les gustan. Pero los dos últimos me han hecho explotar. Ya no puedo más.

Primero fueron las multas por rotular en castellano, la exclusión del castellano en las aulas, pasándose por el forro la tercera hora de castellano (dictaminada por una sentencia que también se han pasado por el forro), y llegando en algunos casos hasta imponerlo a los niños en el recreo.

La semana pasada me quedaba a cuadros al enterarme de que la Generalitat prohíbe el Happy Hour.
No me lo puedo creer… ¿Cuántos locales habrá en toda Catalunya que hagan el 2×1 para llenar durante las primeras horas? ¿Y quiénes se creen los gobernantes de la Generalitat para prohibir a un negocio privado utilizar las técnicas de marketing que le dé la santa gana?
Por Dios, yo lo que no me explico es que no haya más gente que se haya escandalizado… ¿Alguien ha leído un libro que se llama 1984? La Generalitat es poco menos que el Gran Hermano.
Sólo les falta poner videovigilancia en todos los hogares para asegurarse de que hablamos perfectamente en catalán durante la cena familiar, que no comemos hamburguesas, que no fumamos, que no vemos los toros en la tele, que no consumimos más alcohol del permitido, que nos tiramos los pedos en catalán y que gemimos en catalán cuando hacemos el amor. Por supuesto queda prohibida la felación y el cunilingus, porque es inapropiado. Tampoco se puede fornicar a cuatro patas, sólo al estilo misionero. Por ley.

La última ha sido hace dos días, cuando me enteraba de que se va a obligar a los cines a emitir el 50% de las películas en catalán. Me llevo las manos a la cabeza. No reconozco el sitio donde vivo.
Siguiendo esa línea, obligaremos por ejemplo a Jordi Labanda a diseñar camisas de cuadros. Porque el público consume mucha moda femenina y muchos complementos pero casi nadie usa camisas de cuadros, así que para impulsar los cuadros obligaremos al señor Labanda a convertir el 50% de su negocio en un fracaso.
¡Ah! y por descontado vamos a obligarle a poner su página web en catalán… ¿quién se ha creído éste que es para poner una página web en inglés y en español, esas lenguas despreciables y asquerosas que hablan 1000 millones de potenciales clientes?

  • ¿Quiénes se creen udes gobernantes para entrometerse en los negocios privados? ¿Creen que son primos hermanos de dios? ¿que pueden rehacer el mundo a su gusto a base de leyes y decretazos?
  • Agradecería una explicación de lo que consideran que es la LIBERTAD“una cosa asquerosa por la que la gente piensa que puede hacer y decir lo que quiera, y que debería estar prohibida por ley en todo el mundo bajo pena de muerte”… claro claro, lo suponía.

Hay quienes están a favor de todo este rollo de la inmersión lingüística, bajo el argumento de que se trata de contrarrestar la situación contraria, vivida durante el franquismo. Por esa misma regla de tres, en EEUU deberían legislar para que los negros puedan tener esclavos blancos. O en Alemania los judíos deberían poder torturar y amasacrar a los alemanes.

No intento hacer apología del castellano, ni trato de menospreciar a Catalunya que es mi casa, mi tierra, donde nací y donde vivo. No se trata de mis colores políticos, de los que como LIBERAL confeso no dispongo. Se trata sólo de pedir el respeto a nuestra privacidad, y sobretodo a la LIBERTAD, algo que últimamente parece que por aquí escasea… y cada vez pinta más negro.

Hace tiempo publiqué un post sobre las series que más me gustaban. De eso hace casi un año, y he visto series nuevas que me gustan igual o más. El cine cada vez va más en decadencia, y me cuesta encontrar una película que me guste. Creo que el porcentage de lo que vemos en casa sería de un 99% de series contra 1% de películas, y no es una exageración.
A la vez, observo impresionado como el mercado de las series es cada vez mayor. Cada vez se abren más páginas dedicadas a clasificar series, y cada vez hay más público para ellas. Creo que de forma destacada se han ido consolidando Series Yonkis como la página de clasificación de series más concurrida, y Megavideo como la plataforma preferida de streaming. El último paso sería incorporar la tecnología de ambos sitios en un software de mediacenter… y ya hay alguien que lo ha hecho: Telebision. No he probado el software porque de momento no está disponible para Linux, pero en la página aseguran que próximamente lo v a estar…. ya comentaré algo cuando lo pruebe.

Y en medio de todo este panorama, también hay cada vez más series para ver. Al principio eran las típicas (House, Anatomía de Grey, Dexter, Prison Break, etc…) pero cada vez hay más, y más actualizadas. Las que recomendé en el post anterior ya están disponibles en Series Yonkis para ver en streaming, así que no hay excusa para no verlas.

Mis series favoritas siguen siendo Bodies, Regenesis, Ángeles en América y House. No he encontrado otras series que puedan hacerles sombra…. no obstante hay algunas que no están nada mal y merecen la pena ser vistas. A continuación algunas recomendaciones:

  • Damages
    Impresionante serie de suspense que se desarrolla en el ámbito de un bufete de abogados. La serie comienza con la escena de un crímen, y cuenta la historia saltando del pasado al presente. El nivel de intriga tiene al espectador agarrado a la silla en todo momento, es una muy buena serie que no sé muy bien por qué ha pasado casi desapercibida. Creo que la mayor parte de su éxito lo ha cosechado gracias al streaming por Internet (o quizá en el mercado americano) ya que en España prácticamente ni se conocía.
  • Abducidos
    Una serie MUY buena sobre extraterrestres. En realidad los extraterrestres no se ven, lo aclaro de antemano…. trata sobre personas que han sido abducidas y posteriormente devueltas a sus casas. Una unidad del ejercito investiga el suceso, que parece ser un experimento alienígena, y que pasa de una generación a la posterior. Me gustó muchísimo, y me tuvo enganchado desde el principio hasta el final. Dura solo 10 capítulos, algo que personalmente aprecio porque me cansan las series que terminan por repetirse una y otra vez.
  • Los 4400
    Siguiendo la línea de Abducidos, Los 4400 es una serie con un argumento un poco similar aunque más extenso. Durante los últimos 60 años 4400 personas han desaparecido sin dejar ningún rastro… como si hubiesen sido abducidas. Un día (en el presente) aparecen todas juntas en un lago sin saber por qué, de dónde vienen o qué les ha pasado, pero poco a poco descubren que tienen poderes (o dones) sobrehumanos. La sociedad les margina, no les acepta, no les ofrece trabajo, nadie quiere saber nada de ellos. Se crea la Fundación de los 4400 para amparar a la comunidad, y la trama gira en torno a la relación de los 4400 con el resto de la sociedad, los que desean acabar con ellos y aquellos que anhelan sus dones. Es una de las series de ficción más amenas y más fáciles de seguir, sin necesidad de ser un friki.
  • True Blood
    La serie revelación de esta temporada. Me cautivó desde el principio. Se trata de un pueblo en Louisiana donde los habitantes conviven con los vampiros. Supuestamente una compañía japonesa ha desarrollado un derivado sintético de la sangre, con el que los vampiros pueden vivir sin necesidad de matar. Es la oportunidad de que lso humanos convivan con lso vampiros, pero por supuesto hay partes de ambos bandos que no están de acuerdo. Ví la primera temporada en una semana, es amena y divertida. Una de las cosas que más me gustan es la canción de la entrada (Bad Things, de Jace Everett).
  • Dirt
    Es la serie que estamos siguiendo actualmente Ana y yo. Se trata de la redacción de una popular revista del corazón. Aunque no ha tenido mucha repercusión y mucha gente la tacha de famoseo, en realidad no va sobre la vida de los famosos. La trama gira entorno al modo en que los paparazzis joden (literalmente) la vida a muchas personas sólo por el hecho de ser famosos. Una noticia bomba publicada en una portada causa el morbo de los consumidores, que agotan toda la tirada… pero al personaje fotografiado le destrozan la vida. Algunos famosos de Hollywood se venden por dinero o a cambio de simples artículos en las páginas centrales, delatan a sus amigos, venden exclusivas con las intimidades de sus compañeros… es una serie que gira entorno al vicio, la decadencia y la traición. Nos está gustando mucho, y es una pena porque en la segunda temporada tuvieron que cortar en el capítulo 7 por falta de audiencia.
  • 30 Rock
    La nota de humor entre tanta seriedad. Esta serie se desarrolla entorno a los entresijos de los estudios de la cadena de televisión NBC. Es una serie con capítulos cortos cargados de un humor excéntrico, sarcástico y a veces cercano a lo absurdo. Es una de las series que más me entretienen, auque tiene un punto friki que quizá no le guste a todo el mundo.

Bueno, de momento esas son mis últimas recomendaciones. Lo que agradecería mucho es que vosotros me recomendéis también otras series para ver, porque muchas veces me encuentro falto de contenidos y de ideas heheh

Hace poco más de un mes se terminaron mis vacaciones. El día 15 de Agosto ya estaba trabajando de nuevo, y como estaba muy triste por haber dejado atrás mi verano en Murcia con calor, piscina y playa… me compré un gadget. Es algo que suele funcionar cuando estás triste, un gadget nuevo siempre reaviva el alma heheh

eeepc-1005ha-stock2-hh

Se trata de un netbook. Es un Eee 1005HA de Asus, y es un lujo. Pesa poquísimo, tiene una batería de 6 celdas que dura como 5 o 6 horas, y cabe en cualquier sitio porque es de 10″. Desde que le instalé Ubuntu Netbook Remix me he enamorado de él, no especialmente por el sistema operativo sino porque me lo llevo a todas partes como si fuese un teléfono móvil. De hecho cuando voy a Barcelona en autobús, le conecto por USB mi HTC Hero y voy todo el camino navegando por internet.

Tengo que decir que pedí invitación para Jolicloud, pero lo probé y duró exactamente una hora instalado en mi ordenador. No me gusta, lo siento de verdad. Así que volví a Ubuntu Netbook Remix, que lo cierto es que está muy bien. Incluso hay quien se deshace de la interfaz que el sistema trae para los netbooks, pero a mí me gusta y la conservo.

En cuanto a las cosas que no me gustan hay una básica: la reproducción de vídeos en flash da pena. No creo que sea problema de la tarjeta gráfica, sino más bien del driver que el sistema tiene para usarla. La aceleración es una cagada: de hecho aunque glxinfo dice que el servidor gráfico tiene cargados los módulos de DRI, el uso del sistema es como si no los tuviese. Y el problema que me ocasiona esto es que no puedo conctarlo a la tele en la cocina pra ver pelis mientras ceno heheh… sé que parece una tontería, pero no lo es. En la televisión del comedor tengo un ordenador para ver películas y series en streaming, y me hubiese gustado poderlo hacer también en la cocina porque mis cenas serían mucho más amenas.

En cuanto al uso que le doy, pues es evidente que no trabajo con él. Mi trabajo diario actualmente gira entorno al desarrollo de un portal en Ruby on Rails, y programo con mi Macbook Pro conectado a un Cinema Display de 24″, usando vim con plugins para hacer tabs y para navegación de directorios. Nadie sería capaz de meter todo lo que necesito tener abierto en una pantalla de 10″. El netbook me sirve para llevarlo encima cuando voy con los amigos, para conectarme en un bar y cosas por el estilo. Y también para otra cosa… estoy escribiendo un libro.